martes, 13 de noviembre de 2018

Cuento con moraleja "El eco de la vida"


Un niño paseaba con su padre por la montaña. El niño se cayó y se golpeó. Entonces gritó:
- ¡Ayyyy!

De pronto, oyó una voz lejana que repetía su grito:
- Ayyyy... ayyyyy...

Algo asustado, preguntó:
- ¿Quién anda ahí?

Y de nuevo la voz le contestó:
- ¿Quién anda ahí... ahí... ahí?

El niño, molesto por comprobar que repetían lo que decía, gritó:
- Cobarde.

Entonces la voz le contestó:
- ¡Cobardeeeee!

El niño miró a su padre con cara de asombro y le preguntó:
- ¿Papá, qué pasa?

Y su padre le contestó sonriendo:
- No es nada, mira, voy a gritar yo, a ver qué pasa:
- ¡Te admiro!

Y entonces la voz respondió:
- Te admirooooo...

El padre del pequeño volvió a decir:
- ¡Te quiero!

Y la voz esta vez dijo:
- Te quieroooo...

El padre le explicó a su hijo:

- Este es el eco. Repite todo lo que dices. Pero en realidad es la vida. La vida te devuelve todo lo que le das. Si tratas a los demás con bondad, recibirás bondad. Si los insultas, recibirás insultos. Así que ya sabes lo que debes hacer: si quieres que haya felicidad en ti, preocúpate de hacer a los demás felices. Si quieres que haya amor, ofrece amor.
Y ambos, padre e hijo, siguieron andando por la montaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...