martes, 25 de mayo de 2021

Cómo hacer un escape room o un breakout con Genially



Índice

1. El juego es la mejor estrategia

2. ¿Qué es un escape room? ¿Y un breakout?

3. Beneficios de utilizar escape room en el aula

4. Nuevos tiempos, nuevos retos: la solución virtual

5. 10 pasos para desarrollar un escape room digital exitoso

6. Un último consejo


El juego es la mejor estrategia


Escape rooms y breakouts son cada vez más populares y más utilizados en educación.

Es mucho más que una moda. El escepticismo ante la estrategia tan innovadora de aprender jugando pierde fuerza ante las evidencias que aporta la teoría científica.

La psicopedagogía y la neurodidáctica han demostrado que el juego es la mejor estrategia para un aprendizaje significativo. Este planteamiento está relacionado con los nuevos enfoques educativos, que priorizan el desarrollo de competencias y habilidades como, por ejemplo, la educación emocional, el trabajo en equipo o el liderazgo, frente a la memorización y otros enfoques más clásicos.

Es el llamado aprendizaje por competencias, cuya clave principal es la motivación. Y está comprobado que consigue mayor rendimiento del alumnado. Las metodologías de aprendizaje activo como los escape rooms y los breakouts educativos potencian al máximo la motivación, lo que mejora significativamente los resultados educativos.

¿Quieres empezar a utilizar estas dinámicas pero no sabes cómo? Aquí puedes resolver todas tus dudas y descubrir las claves para utilizar con éxito tanto los escape rooms como los breakouts educativos.

¿Qué es un escape room? ¿Y un breakout?


Es frecuente asociar estos dos conceptos que, si bien tienen muchos factores en común, no son lo mismo. Y, aunque pueden utilizarse en diferentes ámbitos, nos vamos a centrar en su aplicación dentro del contexto educativo.

Escape room y breakout tienen en común que son juegos en los que hay que superar una serie de retos para conseguir un objetivo. Es en el objetivo donde reside la principal diferencia entre ambos.

Un escape room o escape game es un juego en el que un equipo de jugadores cooperan para descubrir pistas, resolver puzzles y cumplir tareas en una o más salas, siguiendo un progreso que les lleva a cumplir una meta determinada en un plazo de tiempo limitado. La meta suele ser escapar del sitio del juego.

Un breakout es un juego que consiste en abrir una o más cajas cerradas con diferentes tipos de candados. Para conseguir los códigos o las llaves para abrirlas, hay que resolver problemas, puzzles, cuestionarios o enigmas.

Tanto el escape room como el breakout educativo se utilizan para desarrollar un contenido o competencia con el alumnado. Lo obvio es plantear problemas o pruebas que giren en torno a ese contenido que queremos trabajar. Pero, como veremos a continuación, se trabajan al mismo tiempo otras competencias.

Beneficios de utilizar escape room en el aula


Estas son algunas de las competencias y habilidades sociales que se potencian al poner en marcha las dinámicas de aprendizaje activo:

a. Estimulamos la capacidad de observación y la atención.

b. Promovemos el trabajo en equipo y las habilidades colaborativas, así como la interdependencia positiva entre el alumnado.

c. Contribuimos al desarrollo del pensamiento crítico, la capacidad deductiva y la habilidad resolutiva del alumnado.

d. Mejoramos las capacidades comunicativas y la tolerancia ante las opiniones diferentes.


e. Potenciamos la perseverancia y también la inhibición: la primera respuesta no siempre es la correcta.


f. Mejoramos la capacidad del alumnado para trabajar bajo presión.

Estos aprendizajes contribuyen al desarrollo integral del alumnado mucho más que otros sistemas tradicionales de enseñanza. Le servirán de ayuda en todas las fases de su vida. 


Nuevos tiempos, nuevos retos: la solución virtual


Llevamos varios años de escalada de la digitalización y las nuevas tecnologías, pero la verdadera disrupción ha venido impuesta por la pandemia. La crisis de la COVID ha puesto en un apuro a toda la comunidad educativa, forzando la adopción de las nuevas tecnologías.

¡Que nada detenga la experiencia de aprendizaje! Está claro que hay aspectos de la gamificación presencial que el mundo online no puede igualar, pero las ventajas de escape rooms y breakouts virtuales son demasiado importantes como para pasarlas por alto.

Para empezar, un escape room o un breakout virtual es más económico y fácil de preparar que si se realiza fuera de internet. Se necesitan menos medios y los plazos de ejecución y resolución se pueden calcular mucho mejor.

Además, un escape room o un breakout virtual puede repetirse tantas veces como se quiera, lo que permite optimizar al máximo el esfuerzo realizado para preparar al contenido, reutilizándolo una y otra vez. Incluso se puede compartir con el profesorado de otros grupos o de otros centros.

Miles de profesores de todo el mundo ya han creado escape rooms y breakouts digitales, los han puesto en práctica y han compartido sus recursos y experiencia. Así que no necesitas invertir horas en el proceso creativo: puedes aprovechar y reutilizar los recursos que ya existen a disposición de la comunidad. O como dice Chema Lázaro, Premio Nacional de Educación y máster en neurodidáctica: “Dont innovate, fusilate”.

¿Quieres ver algunos ejemplos? En el apartado “Inspiración” del panel de Genially encontrarás espectaculares escape rooms, y algunos son reutilizables. Puedes editarlos para crear el tuyo en pocos minutos, solo tienes que cambiar los textos:






10 pasos para desarrollar un escape room digital exitoso


Aunque la eficacia de los escape rooms está fuera de duda, para lograr el éxito al aplicarlos es necesario tener varias cosas en cuenta durante su preparación. Sigue estos consejos para preparar tu escape room; están redactados a partir de la experiencia de docentes que ya han puesto en práctica esta estrategia:

1. El punto de partida, como casi siempre, es definir los objetivos. ¿Cuál es el propósito del escape room. ¿Qué contenido se va a revisar? ¿Qué competencias se quieren trabajar? Es muy importante elegir bien el momento y la finalidad. Estas dinámicas son muy eficaces para activar conocimientos previos sobre un tema al inicio de una unidad, o bien para repasar la materia al final de la misma. No resultan tan adecuados para evaluar, pues los resultados podrían verse distorsionados a causa de la excitación del juego.

2. A continuación conviene descubrir qué temas interesan al alumnado. ¿Cuál es su serie o su videojuego favorito? ¿Quiénes son sus superhéroes? En esto ha de basarse toda la narrativa que sustenta el escape room o breakout, ya que es clave para captar la atención del alumnado y conseguir conectar. Cuanto mayor sea la conexión, más largo puedes hacer tu escape room y más pruebas podrás incluir. ¿No sabes cuáles son? Siempre puedes realizar una pequeña encuesta para averiguarlo.

3. Define las pruebas y el tiempo: responder una o más preguntas, encontrar una llave, resolver un acertijo… Hay infinidad de pruebas que puedes plantear. Ajustar bien el tiempo es una de las claves de éxito, ya que puede ser un factor muy motivante, o, por el contrario, si es demasiado corto, puede desanimar al alumnado. Lo mismo ocurre con la dificultad de las pruebas. Deben suponer un reto, pero no ser demasiado difíciles. La experiencia revela, además, que lo ideal es ir de menos a más, es decir, ir formulando preguntas más fáciles primero e ir aumentando el grado de dificultad progresivamente.

4. Contribuye a potenciar la diversidad. Si conoces los puntos fuertes de las personas más introvertidas del equipo, crea pruebas específicas para ellas. Así fomentas la participación de todo el equipo y contribuyes a mejorar su autoestima.

5. Piensa en el storytelling, la historia que va a servir como argumento del juego. Funciona muy bien una historia que siga el modelo del viaje del héroe: introducción, nudo y desenlace. Para potenciar el trabajo colaborativo y la cooperación, lo ideal es que plantees un relato en el que el grupo tiene un enemigo común, y que deben unirse para luchar contra él.

6. Crea tu escape room. Además de los ejemplos de inspiración que hemos visto, en Genially tienes muchas plantillas para crear escape rooms o breakouts con diferentes temáticas. Puedes personalizarlas tanto como quieras. Lo bueno de utilizar una plantilla es que no necesitas empezar de cero. La estructura ya está creada y, aunque tengas que editarla para ajustarla a tu propósito, será mucho más rápido y fácil.

7. Define las normas claramente. Tanto las normas como el objetivo del juego tienen que estar claras antes de empezar. En momentos puntuales del juego, vendrá bien recordar algunos objetivos: es muy eficaz para que el alumnado transfiera los conocimientos al contexto real del aprendizaje, y sean conscientes del proceso. Esto contribuye a evitar que se queden solo con la experiencia del juego.

8. Durante el juego, observa con atención al alumnado: ¿están disfrutando? ¿Están participando todos por igual? Aunque conozcas bien a tu alumnado, te sorprenderá ver la cantidad de cosas que el juego pondrá en relieve. De cada experiencia extraerás conocimientos sobre tu clase que te permitirán hacer planes de mejora.

9. Ten siempre un plan B. Por ejemplo: imagínate que el día que tienes previsto poner en marcha tu escape room, se cae internet. Si creas tu escape room con Genially, podrás descargarlo en HTML: funcionará aunque no haya conexión, y mantendrás las animaciones e interactividad.

10. ¿Ya pasó todo? ¡Pide feedback! Conviene preparar también un formulario para recoger la opinión del alumnado, de cara a mejorar la experiencia en futuras ocasiones.


Un último consejo:


Pocas cosas hay que salgan perfectas a la primera, ¿verdad? La práctica te irá enseñando los mejores trucos y te servirá para descubrir lo que mejor te funciona.

Sabemos que todo cuesta más al principio, pero la recompensa vale mucho la pena. No solo vas a obtener respuestas a muchas de las preguntas que te haces como docente. Además el clima del aula va a mejorar a ojos vista, y estarás contribuyendo al desarrollo integral de tu alumnado. ¡Qué empiece el juego!


No hay comentarios:

Publicar un comentario